Saltar al contenido

Cadenas Textiles o Metálicas, ¿cuál elegir?

Inconvenites de la conducción con cadenas de nieve

Cuando llega el invierno y, con él, la nieve y el hielo en carretera, es imprescindible equipar nuestro vehículo para poder desplazarnos con seguridad.

Para ello podemos comprar cadenas de nieve, un sistema de antideslizamiento con el objetivo de impedir que el coche patine y se produzca un accidente que se podría haber evitado.

Las cadenas pueden ser textiles o mecánicas y, una vez colocadas, debemos mantener una velocidad que no supere los 50 kilómetros por hora.

¿Qué es una cadena textil?

Las textiles son las más habituales entre las personas que no acostumbran a utilizar cadenas, es decir, para momentos puntuales.

Pueden ser de lona u otros materiales, y presentan una colocación rápida y sencilla. Este tipo de cadena puede ser de distintas formas y diseños según su fabricante.

De hecho, algunas cubren la rueda por completo y se fijan con una goma, mientras que otras solo abarcan el neumático.

Por lo general, este tipo de cadena no afecta demasiado a la dirección, la frenada ni la suspensión del coche.

Ventajas de la cadenas textiles

La sencillez y velocidad a la hora de montarlas es la característica que hace de las cadenas textiles la opción preferida para conductores inexpertos.

De hecho, no se suele tardar más de 50 segundos en colocar cada una. Otros aspectos interesantes son:

  1.  Conducción segura y estable.
  2. No producen vibraciones en el neumático ni afectan a sistemas de seguridad como el ABS o el control de estabilidad
  3. No son ruidosas.
  4. Pesan poco y ocupan muy poco espacio al transportarlas en el interior del vehículo.

Desventajas de las cadenas textiles

Aunque están muy recomendadas para personas que no suelen emplear cadenas, estas fundas textiles presentan algunos inconvenientes:

  1. Son menos habituales que las metálicas y, por tanto, más difíciles de encontrar en tiendas.
  2. Su vida útil es más corta y son algo más caras, por lo que, si se compran pensando en un uso continuo más allá de una situación puntual, no son rentables.
  3. Aumentan ligeramente la distancia de frenado y presentan menor adherencia al suelo que las metálicas.

¿Qué es una cadena de nieve metálica?

Las cadenas metálicas suelen ser de acero y presentar forma de escalera o de rombos, y son el sistema antideslizante para ruedas por excelencia.

Se trata de las más clásicas para pasar un invierno entero y, en general, darles un uso continuado.

Para utilizarlas, si es la primera vez que se emplea este tipo de sistema, es aconsejable practicar la colocación unas cuantas veces antes de partir para estar preparados ante posibles imprevistos durante el trayecto.

Ventajas de las cadenas metálicas

Si bien la ventaja más interesante de estas cadenas es su durabilidad, bastante más prolongada que las textiles sobre todo por tramos de asfalto, existen otros aspectos a tener en cuenta:

  1.  Mayor adherencia a la superficie.
  2. Mayor resistencia y durabilidad.
  3. Resultan bastante más económicas que las de tela.
  4. Es más fácil encontrarlas en tiendas.

Desventajas de las cadenas metálicas

La principal desventaja con respecto a las fundas de lona es su compleja instalación.

Colocar cadenas de nieve metálicas puede llevar más de siete minutos por rueda, bastante tiempo en una situación de frío y humedad. Otros inconvenientes son:

  • Requieren práctica y concentración. Si se coloca mal, puede dañar los neumáticos o la chapa del coche.
  • Son ruidosas y transmiten vibraciones que pueden molestar al conductor si no está acostumbrado a llevarlas.
  • Pesan más y son más grandes que las textiles.

Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir una u otra

La elección del tipo de cadena dependerá de distintos factores, como el tamaño del vehículo, la experiencia de la persona colocando estos elementos y el tiempo que se vayan a utilizar.

Para ocasiones puntuales y conductores inexpertos, es preferible optar por las de lona.

Si pretendemos darles un uso más habitual, y más aún si se trata de un vehículo grande, es aconsejable comprar cadenas metálicas y aprender a montarlas correctamente.

Por norma general, se colocan en las ruedas motrices, ya sean las delanteras o las traseras, aunque es recomendable ponerlas en las cuatro ruedas cuando la situación lo requiera, especialmente si el grosor de la capa de nieve es significativo.

Esto mejorará la estabilidad del vehículo durante la conducción y los frenazos, y se reducirá el riesgo de sufrir un patinazo.